lunes, 31 de octubre de 2016

Baja de Peso con la dieta mediterránea


Una de las dietas más famosas en la actualidad es la dieta mediterránea, la cual combina gran cantidad de alimentos, en buenas cantidades y con un consumo de los mismos muy frecuente.

Muchas personas, han oído hablar en algún momento de esta maravillosa dieta y sus grandes beneficios para la salud. En la actualidad, la dieta mediterránea, es la dieta más usada por especialistas en nutrición, ya que a través de la perfecta combinación de alimentos, se logra un gran balance nutricional que fomenta la pérdida de peso.

Especialistas de la salud, junto con la OMS, han concluido que esta dieta es perfecta para lograr grandes resultados, nutricionales; los cuales si bien demoran un tiempo en aparecer, la constancia de esta dieta logra (a la larga) resultados increíbles.

La frecuencia y constancia alimenticia es uno de sus mayores beneficios; aunque cabe aclarar que esta dieta cuenta con grandes características; las cuales comenzaremos a detallar.

Principales características de la Dieta Mediterránea


  • Como mencionamos anteriormente, la abundancia que aporta en sus alimentos es excelente; ya que dentro de las bases dietarias podemos encontrar alimentos tales como Carnes, verduras, frutas, arroz, pastas, panes, legumbres, cereales, patatas, entre otros.
  • Brinda la opción de poder ingerir alimentos frescos, los cuales pueden ser consumidos en plena temporada, siempre en su máximo estado natural.
  • Otra de sus características más relevantes; es la implementación del aceite de oliva, ideal para frituras y esencial para sazonar todas tus ensaladas.
  • La incorporación de derivados lácteos, tales como quesos y yogures en cantidad moderada es otro de sus grandes beneficios.
  • El pescado, es un alimento rico y nutritivo; y la incorporación del omega 3 es un gran aditivo a esta dieta. Los expertos recomiendan su ingesta entre una y dos veces a la semana.
  • Los frutos secos también son ideales; al igual que las aceitunas y la miel. Estos alimentos deben ser consumidos de manera moderada.
  • 2 o 3 veces a la semana, la incorporación de carne (preferentemente magra) es propicia para esta clase de dietas.
  • Aunque muchos no lo crean, el vino tinto en las comidas es un gran complemento dietario. Los expertos recomiendan una copa por comida, siempre bebiéndolo con moderación.
  • La utilización de hierbas de índole aromático son perfectas y una alternativa muy sana. Es un complemento perfecto para reemplazar la tradicional sal de mesa.
  • La dieta sin actividad física es algo que no debería existir, pues realizar un poco de ejercicio puede mejorar la circulación de la sangre, al igual que fortalecer nuestros músculos y articulaciones.

La incorporación de verduras, frutas y hortalizas en esta dieta aporta gran cantidad de carbohidratos.

- En esta dieta, los hidratos de carbono deben aportar la mitad de la energía del día (es decir un 50%). Los nutricionistas recomiendan que los aportes de estos compuestos provengan de legumbres, arroz, pastas y panes; evitando las cremas heladas. La adhesión de verduras y frutas que son fuentes ricas de fibra proporcionan los antioxidantes, minerales y vitaminas propicios para la dieta.

- En la dieta mediterránea, la incorporación de lípidos o grasas es esencial. Estas aportan el 35% de nuestra energía diaria. Preferentemente, estos compuestos deben proceder de alimentos vegetales, tales como aceite de oliva y frutos secos. Procura que no sean aportados por ningún tipo de animal, a excepción del atún, la caballa o la sardina (conocido como pescados azules), ya que estas son beneficiosas para evitar problemas de origen cardiovascular.

• El consumo de ácidos grasos debe ser menor del 10 %
• Los ácidos grasos poliinsaturados debe ser menor al 8%
• En cambio los ácidos mono insaturados deben contar con un máximo de 15%

- Las proteínas aportan el 15% de nuestra energía y la misma puede provenir (preferentemente) de leche, pescado, carne o huevos; aunque también puede ser aportada por cereales y legumbres.

Como perder peso rápido

Si lo que buscas es adelgazar de manera rápida, lo mejor es tener en cuenta varios métodos para lograrlo ya que cada persona es un ser individual y por lo tanto cada me todo es personal por lo que es necesario realizar algunos ajustes a aquel que nos parezca más adecuado para nuestra forma de vida. A la hora de perder peso son múltiples los factores a tener en cuenta, por ejemplo, la edad, el sexo, la actividad que realizamos, el sobrepeso con el que contamos, los gustos alimenticios, etc. Tener en cuenta las dietas de 800 calorías ya que estas lo que hacen es activar el metabolismo de manera muy rápida, provocando que se quemen las grasas depositadas bajo el tejido adiposo. Realizar actividades físicas de tipo aeróbicas, esto es algo muy importante de no omitir ya que juega un papel muy importante la la hora de bajar de peso. Algunas plantas medicinales, tienen la propiedad de depurar el organismo y la combustión de grasas ayudando a la pérdida de peso. Si se toma alguna medicación hay que ser muy cuidadoso ya que las medicaciones para bajar de peso pueden provocar daños en la salud, por lo que deben de ser controladas por un especialista. Todos los métodos son buenos, pero si los logra mezclar de manera de poder disfrutar de todos los beneficios y obtener el objetivo final, perder peso mejor aún.

El deseo de toda persona que busca bajar de peso es que sea en el menor tiempo posible, pero deben saber que se debe adoptar el mejor método para ello ya que de no ser así podrían estar comprometiendo su propia vida, debido a que por lo general acuden al método más viable y según muchos el más efectivo dejar de comer, pero poco a poco con ello su organismo se va deteriorando, pues no le están dando los suplementos requeridos para compensarse de sus pérdidas diarias, necesitando todos esos suplementos, proteínas y vitaminas que se están dejando de consumir. No se trata de dejar de comer, sino de comer bien, existen métodos de cómo perder peso en poco tiempo en dejar de comer, que realmente te darán los mejore resultados solo cambiando tus hábitos alimenticios.

El primer punto clave de como perder peso rápido radica en una mente positiva, para iniciar este proceso deberás comenzar por dar tu mejor disposición y entrenar a tu mente sobre el proceso, ya que constituye un factor importante para lograr el objetivo y con ello asegura mitad de la batalla ganada.

Los tiempos de descansos serán importantes en el proceso, asegúrate de descansar lo suficiente para que tu cuerpo pueda reponer sus energías para el día siguiente, bebe mucha agua esto ayudara mucho en la perdida de peso, debido a que te hará saciar la ansiedad por comer.

En segundo lugar, se trata de un método de como bajar de peso rápido engañando al cerebro, si cortas la comida en trozos mas pequeños engañaras al cerebro, haciéndole creer que estas comiendo mucho cuando no es así, pues tu ansiedad saciara de una manera mas rápida. Otro punto a considerar es que deberás comer de 5 a 6 veces al día, de esta manera estarás contribuyendo a que tu metabolismo se acelere, ten en cuenta que los alimentos de esas raciones deberán ser saludables, ricos en proteínas, nutrientes y fibras.

Por ultimo, deberás seguir una rutina de ejercicios breve pero la misma deberá ser intensa.

Una alimentación saludable es esencial.

Alcanzar un plan de alimentación saludable es posible, mientras podamos crear conciencia de la importancia de tener una buena alimentación. Esto no tiene que ser sinónimo de grandes sumas de dinero destinadas a la comida, por el contrario es saber combinar y balancear lo que tenemos.

En esta oportunidad nos enfocaremos en dos aspectos: la importancia de alimentarnos de manera saludable y cómo podemos lograr un equilibrio en nuestra alimentación.

¿Por qué lograr una buena alimentación?

Siempre se nos ha enseñado que debemos alimentarnos porque es bueno, porque nos da fuerzas, entre otros calificativos para asegurarnos de ingerir los alimentos por encima de cualquier cosa. Sin embargo, estas “enseñanzas” son poco profundas, ya que generalmente se quedan en eso - en razones - y no se transforman en una motivación personal para alimentarse más saludablemente.

El que podamos tener una buena alimentación se traduce en un bienestar físico, mental y emocional, más allá de simplemente alcanzar un peso ideal o adelgazar. Es importarte partir desde el punto en que comer cinco o seis veces al día en lugar de tres grandes comidas, mejora el funcionamiento del metabolismo, reduce la ansiedad y aumenta la absorción de nutrientes de los alimentos.

Igualmente sucede cuando somos conscientes y no saltamos comidas por las razones que sean. El involucrarnos en nuestra rutina de alimentación afecta positivamente a nuestra vida diaria, por encima de solamente participar en la elaboración de la misma.

En el equilibrio está el secreto.

 Sabemos que si comemos proteínas y vegetales nos estamos nutriendo, pero en realidad ¿es así? Generalmente no estamos sacando el mayor provecho de esos nutrientes, o no están siendo suficientes para nuestro organismo si no los combinamos de manera equilibrada con carbohidratos y grasas, ya que estas últimas también constituyen una parte importante de nuestra alimentación. El truco mágico es identificar las grasas buenas y naturales e identificar las porciones necesarias de cada nutriente de acuerdo a nuestras necesidades.

Dietas para tu peso ideal

Si tu objetivo es bajar de peso probablemente tengas en mente someterte a dieta. Si bien es cierto que un régimen alimenticio saludable es ideal para adelgazar y lograr el peso que deseas, también es verdad que tu forma de comer no será lo único que ayude a estilizar tu figura.

Cuando te sometes a una dieta dirigida a bajar de peso, automáticamente pierdes tallas y tu cuerpo comienza a sufrir algunas modificaciones, siendo las más comunes la pérdida de masa muscular, la aparición de estrías y una piel de aspecto flácida

Lo mejor que puedes hacer para evitar estos trastornos a tu cuerpo, la recomendación es a que incluyas en tu rutina diaria la visita al gimnasio.

Un trabajo en conjunto

Si bien es cierto que nuestro peso depende lo que comemos, también es verdad que si juntamos una buena alimentación con una rutina de ejercicios lograremos unos magníficos resultados ¿por qué? Porque al adelgazar perdemos la grasa que se ha ido a cumulando en el cuerpo, pero si no se hace actividad física se pierde la masa muscular. No obstante, si practicamos ejercicio, se eliminan los excesos de grasa, pero la masa muscular es trabajada y por ende se logra tonificar el cuerpo.

Por otra parte la actividad física te permite eliminar la celulitis y evitar la aparición de estrías, consecuencia de la perdida de elasticidad que sufre el organismo cuando se adelgaza.

El dúo perfecto

Una dieta balanceada es fundamental para aquellas personas que quieren regularizar su peso, pues les ayuda a mantener un balance perfecto de cada uno de los alimentos que necesitas para la obtención de nutrientes, vitaminas y minerales.

Una dieta sana sumada a una rutina de ejercicio, te ayudará a tonificar tu cuerpo y a estilizar tu figura a medida que vas dejando las tallas grandes en el pasado, todo en un marco saludable y beneficioso