domingo, 30 de octubre de 2016

Dieta depurativa para limpiar el cuerpo



dieta depurativa

La mayoría de las dietas son creadas para hacer que las personas bajen de peso o para que estas puedan tonificar su cuerpo, modo que se pueda ver unos músculos muy bien tonificados. Lo que muy pocos saben, es que hay dietas que pueden ser útiles para limpiar el organismo.

La dieta depurativa es una de esas dietas que no sirve con un fin estético, sino que se lleva a cabo con el objeto de hacer del cuerpo un espacio mucho más saludable, libre de los compuestos dañinos que pueden ser ingeridos en las dietas rutinarias de un mundo globalizado y agitado.

El objetivo de la dieta


Las dietas depurativas tiene un objetivo muy claro, depurar el cuerpo, de ahí el nombre de la dieta. La dieta ayuda a que el cuerpo se encuentre libre de toxinas o de esos compuestos dañinos que pueden causar efectos negativos en la salud.

Este tipo de dietas pueden ser muy efectivos para poder acabar con las toxinas que hay en el cuerpo, además de los compuestos oxidantes, que pueden causar efectos negativos con el paso del tiempo. Se debe tener en cuenta que esta dieta no es ideal para quienes desean bajar de peso o mantener un cuerpo fitness. La dieta depurativa permite bajar un poco de peso, pero este puede ser recuperado con el tiempo.

Una dieta de pocos días


Esta dieta puede ser algo riesgosa si se prolonga durante mucho tiempo, se considera que la dieta es una de las más cortas de su tipo. Por lo general, esta dura entre uno a dos días, de lo contrario, se puede poner en riesgo la salud de la persona.

Lo ideal es seguir las instrucciones concretas de la dieta y consultar con un nutricionista lo que se debe y no hacer, además de analizar si el cuerpo está preparado para ese tipo de dieta.

La dieta general


Hay muchos tipos de dietas, pero la mayoría se compone de un desayuno a base de zumo natural de fruta y yogur desnatado, también se puede tomar un té verde y una fruta. Para el almuerzo, se suele comer un poco de fruta y unas tostadas, o yogurt y unas tostadas.

En la comida se puede consumir una ensalada verde, baja en sal y acompañada con una fruta como una rodaja de piña. Para cenar, se puede comer verduras hervidas o una sopa de verduras. La dieta debe venir acompañada con mucha agua.