sábado, 29 de octubre de 2016

Conoce la asombrosa dieta disociada



dieta disociada para bajar de peso

Con la famosa dieta disociada, perder peso sin pasar hambre es posible. Con esta sorprendente dieta, la capacidad de pasar hambre es cosa del pasado ya que el complemento alimenticio que ofrece a quienes la practican es absoluto y perfecto.

Esta dieta, permite a quien la escoge, comer la cantidad de alimentos que desee, siempre y cuando estos sean elegidos de manera apropiada, pues su éxito radica en la complementación perfecta de nutrientes, fibras, hidratos de carbono, minerales y proteínas. Ahora bien, pasemos a explicar un poco acerca de esta dieta tan famosa.

Dieta disociada, ¿de qué trata?


Esta dieta, trata lisa y llanamente de una alimentación saludable y equilibrada, en dónde la gran cantidad de alimentos conviven en gran armonía. La dieta disociada funciona de acuerdo a las leyes digestivas, dividiendo los alimentos que ingerimos en tres grandes categorías, las cuales son…


  • Proteínas aportadas por carnes magras, pescados, lácteos, pollos y también frutos secos.
  • Glúcidos; estos son incorporados por alimentos tales como: chocolates, trigo, verduras, hortalizas, pastas, caramelos, semillas, azúcares, arroz, frutas, entre otros.
  • Los alimentos neutros son conformados por derivados lácteos, algunas verduras, mantequilla, carne, quesos, aceites vegetales y pescado ahumado o crudo, entre otros.


La idea de esta dieta consiste en evitar comer estos tres grupos alimenticios a la vez; ya que hacer esto genera un gran problema en el tránsito intestinal. Para entrar un poco más en detalle, conoceremos alguno de los principios de esta dieta…

Dieta disociada paso a paso


Como mencionamos anteriormente, esta dieta consiste en no combinar alimentos de los tres grupos alimenticios conformantes de la dieta. Para aquellos que quieren dar inicio con este proceso dietario y no saben como hacerlo, les dejamos un cuadro bien detallado del mismo.

Lo mejor de este complemento alimenticio es que nos permite llegar al peso ideal con el estómago más que satisfecho. Conozcamos alguna de sus reglas.

  • Lo principal es no combinar alimentos ricos en carbohidratos (harinas, cereales, pastas, panes, legumbres como lentejas y arroces) con compuestos ricos en proteínas (lácteos, pescados y carnes).
  • Tampoco deben mezclarse grasas (mantequilla, frutos secos, aceites, etc.) con hidratos de carbono (carbohidratos).
  • En esta dieta, el azúcar debe sustituirse y erradicarse completamente, para esto puede directamente suprimirlo o cambiarlo por sacarina o edulcorantes. La fructosa de las frutas es suficiente.
  • Intenta no combinar los grupos de carbohidratos; ya sean patatas con panes, ya que estos alimentos no se llevan bien.
  • Las frutas deben ingerirse de manera separada; ya que las mismas no combinan con otro grupo de alimentos. Intenta consumirlas como un alimento de media tarde o media mañana.
  • Las hortalizas y las legumbres son complementos excelentes para cualquier otra comida; y estos pueden ser mezclados con todos los alimentos de esta dieta, ya sean lechugas, tomates o espárragos.
  • Los alimentos proteícos y las nueces no se llevan nada bien, es por esto que debes evitar su consumo conjunto.
  • Prohibida las bebidas que contienen alcohol y los refrescos (a excepción de los dietéticos), preferentemente bebe agua.

La principal ventaja de la dieta es que la complementación alimenticia es perfecta y abundante. Para lograr grandes resultados; es muy importante que respetes las 5 comidas diarias, potenciando el desayuno, el alimento más importante del día.

El máximo beneficio de la dieta disociada es que cualquier persona puede realizarla; sobre todo los que poseen gran cantidad de apetito; ya que en esta se pueden consumir todos los alimentos deseados, si los combinas bien. Otro de los motivos principales es que participan todos los grupos alimenticios, sin excepciones y sin eliminar ninguno de ellos. El éxito no solo está en la óptima combinación; sino también en la constancia de la misma.