miércoles, 21 de septiembre de 2016

Método Montigna - ¿Qué es?



Método Montigna

Cuando hacemos dieta nos vemos sometidos a estrictos regímenes alimenticios en el cual dejamos de comer muchas de las cosas que más nos gustan y además reducimos considerablemente las porciones de comida a las cuales estamos acostumbrados; es por ello que la palabra “dieta” nos resulta tan desalentadora.

No obstante, hace más de 20 años, Michel Montignac, un magnate de la industria farmacéutica, ideó un método con el cual bajarías de peso y podrías satisfacer tu hambre sin problema. Dicho método se llamó método Montignac y está orientado a que cualquier persona con sobrepeso lo realice y logre resultados positivos.

Cómo funciona el Método Montignac

Más que una dieta, su creador define a este estilo de comida como un método para bajar de peso, en el cual podrás satisfacer tu hambre, gracias a una alimentación balanceada.

La forma bajo la cual fue ideado este método fue con la catalogación de alimentos según su Índice Glucémico (IG), pues son los alimentos con mayor IG aquellos que aportan mayor cantidad de glicemia y por ende son azúcar, que afectan la insulina y estimulan el hambre y la acumulación de grasa.

Es por lo dicho anteriormente que se cambian los alimentos que poseen un alto índice Glucémico, por comidas de “altos niveles calóricos”.

Un método de fases

El método Montignac está pensado para llevarse a cabo a través de dos fases:
  • Fase I. Tiene una duración de dos meses y durante ese tiempo no debes consumir: azúcar, pan blanco, patata, maíz, harinas refinadas, zanahoria cocida, pasta (blanca), miel, arroz (blanco), pasas, remolacha, hojaldre, ketchup, aceite, refrescos con gas y bebidas alcohólicas.
  • Fase II. Una vez estés acostumbrado a esta dieta y tu peso se haya regulado, podrás probar los alimentos prohibidos, pero de forma esporádica.
El método Montignac, además de ayudarte a bajar de peso, te ayuda con la prevención de enfermedades cardiovasculares y la diabetes.