sábado, 17 de septiembre de 2016

Cómo adaptarse a los primeros días de las dietas



sobrevivir a una dieta

Lo más difícil de iniciar una dieta es no abandonar al primer obstáculo, más si es la primera vez que te inicias en este riguroso mundo y no  sabes cómo sobrevivir los primeros días de las dietas.

En la actualidad el mundo de las dietas parece haber ganado gran importancia y es por ello que cada día llegan a nuestros oídos novedosas formas de bajar de peso. Lo que no sabemos, es que en la mayoría de los casos esas dietas a las que nos sometemos no son muy buenas para nuestra salud y una vez finalizadas nos dejan un regalo: el efecto rebote.

Otro problema de la mayoría de las dietas es que el menú que nos hará perder esos molestos kilos de más, está hecho a base de un solo alimento, lo que nos puede resultar tedioso y querer hacer abandonar la dieta de una vez.

Sumado a la monotonía de alimentos, las dietas tienen un grave problema: reducen considerablemente las cantidades de comida que consumimos. Lo que nos causa constante hambre entre comidas y tiene un terrible efecto en nuestro humor.

Son diversos los contras que le puedes encontrar a las dietas, no obstante, sigues haciéndolas y luchando con esos kilos de más.

Una dieta más

El primer consejo que te daremos es que evites las dietas rápidas ¿por qué? Por el menú tendrá como protagonista a un solo alimento y las raciones de comida serán pequeñas, por lo que querrás abandonar luego del primer día. Para evitar esto el consejo es que selecciones una dieta que se base en un menú variado y nutritivo para llenar la sensación de saciedad.

Dicen que para cada estómago hay una dieta específica, tal vez esto sea verdad, pues en ese complicado mundo de las dietas siempre existe una que se adapta a nuestros gustos y gracias a esto la podemos seguir sin muchos problemas.

Un aliado entre comida

Uno de los principales motivos por los cuales las dietas fracasan es por los antojos que surgen entre comidas. Para evitar que esto te ocurra ten a la mano frutos secos como maní o almendras, ellos además de saciar tu hambre, poseen un pequeño porcentaje calórico por lo que no causará ningún problema a tu dieta.

Sin embargo, la mejor forma de resistir a los primeros días de una dieta es teniendo fuerza de voluntad y tener claro que debes hacer un esfuerzo para bajar de peso.